Te interesa...

miércoles, 4 de mayo de 2011

Algo más que una fotografía pero menos que una película

Creo que el título lo dice todo. Hoy os traigo algo muy simple pero que a nadie se le había ocurrido hasta entonces. Han tenido que pasar 18 años para que los GIFS de toda la vida se conviertan en algo tan maravilloso como esto:



Estas imágenes tan sencillas e hipnóticas vienen de la mano de Jamie Beck y el diseñador Kevin Burg. Para los que entiendan un poco de edición de video, basta con importar los fotogramas del video a photoshop e ir seleccionando las zonas que queremos con o sin movimiento mediante capas. Al final de la entrada os dejo un tutorial para los interesados, que seguro que a más de uno le picará la curiosidad.



Personalmente, en cuanto pueda voy a investigar más sobre el tema y me animaré a hacer alguno. Seguramente con el tiempo las webs no puedan resistirse a llenar sus imágenes estáticas de esto.

A mí me recuerdan a las fotos que salían en los periódicos de Harry Potter xD

5 comentarios:

  1. Pues si que es verdad eso de que son una fuente artística sin explotar... faltaba que alguien empezara a jugar en serio con los gifs para que pasen a ser obras de arte.

    ResponderEliminar
  2. Es Harry Potter y en verano me voy a poner a hacer cosas de estas!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo los había visto hace un montón de tiempo y la verdad es que hay algunos que son de lo más hipnótico. Por no hablar de los que parece que son simples fotos y de repente empiezan a moverse xD
    Muy interesante, ouyeah.

    ResponderEliminar
  4. Yo quiero casarme con el creador de esto: fotógrafo viviendo en New York. A no, que también es gay y su novio es el diseñador... ¬¬

    ResponderEliminar
  5. La primera es completamente hipnótica.

    Un saludo, señoritinga!

    ResponderEliminar